Enmienda Mineral ¿Qué es?

Una enmienda mineral es un producto que se le añade a un suelo para la corrección y mejora de una o más condiciones físicas, químicas y/o biológicas. Así las nuevas condiciones serán más adecuadas para el cultivo de plantas, hortalizas o lo que se desee plantar. 

Mejoras que una enmienda mineral puede proporcionar:

  • mejorar la capacidad del suelo para liberar la disponibilidad de nutrientes hacia las raíces,
  • proporcionar mejores condiciones para la generación y crecimiento de las poblaciones de microorganismos benéficos para el suelo;
  • puede mejorar la aireación para el buen desarrollo de las raíces de las plantas;
  • ajustar los valores del pH;
  • neutralizar elementos tóxicos (o negativos) como aluminio, hierro, manganeso o metales pesados;
  • incrementar la Capacidad de Intercambio Catiónico – CIC del suelo;
  • y, en general, puede realizar cualquier acción que promueva unas mejores condiciones para el suelo, que repercuta a su vez, en un mayor rendimiento para los cultivos desde la óptica agronómica. 

¿Por que se llama «enmienda agrícola»?

La palabra “enmienda” viene del latín: “enmenditus”, que significa, enmendar, corregir, mejorar o ajustar; y se aplica completamente en el contexto de la agricultura, para aquellos productos que hacen lo propio (corregir, mejorar o ajustar) para los suelos de un cultivo.

¿Cuál escojo y cómo se aplica?

Es importante tener en cuenta que, para poder saber el tipo de enmienda agrícola que precisamos, hay que analizar el suelo en concreto en el que la vamos a aplicar. Para así saber la mejor enmienda mineral que precisamos y cuándo aplicarla.

Como norma general: siempre antes de aplicar un fertilizante o un abono se debe aplicar una enmienda agrícola. Así primero corregimos el suelo y posteriormente se aplican los nutrientes que se requieran para el cultivo.

Se debe tener en cuenta que, una vez se aplica la enmienda a un suelo, se ha de esperar o entre 20 a 30 días para que ésta cumpla su función, antes de aplicar el fertilizante. 

Y, una vez sé cuándo hay que aplicarla, ¿Cuál escojo? Aquí te dejamos las principales categorías para que escojas la que más te convenga:

Enmienda mineral de primera generación

Algunas de las más usadas en la agricultura, las enmiendas agrícolas de primera generación, son las siguientes:

  • Cal agrícola (Roca Caliza molida o Carbonato de Calcio mineral)
  • Cal Dolomita (Roca Dolomita molida o mezcla natural de Carbonato de Calcio y Carbonato de Magnesio)
  • Roca fosfórica (Roca Flúor apatita molida o Fosfato de Calcio mineral)
  • Silicato de Magnesio (Rocas Serpentinas variedad antigorita molidas o Silicatos de Magnesio – Mg6Si4O10OH8).
  • Yeso agrícola (Yeso de mina molido o Sulfato de Calcio mineral)
  • Materias orgánicas compostadas (excretas animales y residuos vegetales)

Enmienda mineral de segunda generación

Las de segunda generación, corresponden a productos más evolucionados, técnicos y equilibrados para una efectiva corrección del suelo, son:

  • Cal viva (Caliza calcinada y molida u Óxido de calcio).
  • Cal apagada (Caliza calcinada e hidratada o Hidróxidos de calcio).
  • Dolomita calcinada (Oxido de Calcio y Magnesio).
  • Sulfato de Magnesio (síntesis química).
  • Yeso Químico (Sulfato de Calcio de síntesis química).
  • Mezclas Orgánico Minerales (materia orgánica en mezcla con minerales molidos).
  • Mezclas elementales de 2 o 3 productos (minerales o químicos) según el análisis del suelo.

Enmienda mineral de tercera generación

Las enmiendas agrícolas de tercera generación son fertilizantes técnicamente evolucionados, con acción dual (nutrición y suelo). Logran una efectiva nutrición de las plantas, ajustando la corrección del suelo, en beneficio de la agricultura, son los siguientes:

  • Termofosfatos (rocas fosfóricas calcinadas)
  • Óxidos de Magnesio
  • Enmiendas específicas a medida (con mezclas de productos minerales y químicos).

En resumen, una “enmienda agrícola” es cualquier producto que corrija, acondicione o mejore las características físicas, químicas o biológicas de un suelo con el objetivo de hacerlo más fértil, les asegure una adecuada disponibilidad de nutrientes y un buen desarrollo a las plantas, y les permita un mayor rendimiento a los cultivos.

¿Necesitas una enmienda mineral?

Entra en nuestra web, ¡aquí las encontraras!

Enmiendas minerales | Abonos y fertilizantes | Compra y Venta en Agroterra

¿Te gustan nuestras entradas? Aquí te dejamos algunas que creemos te puedan interesar:

Utilización del estiércol para minimizar los daños causados por la minería – Agroterra Blog

6 consejos para cultivar plantas aromáticas en macetas – Agroterra Blog

Un enfoque para el tratamiento de purines – Agroterra Blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *