Mejorando la producción con semillas hibridas

Entre los beneficios de las semillas híbridas encontramos una mayor producción y vigorosidad, mayor resistencia a las condiciones climatológicas adversas, homogeneidad de los cultivos, una menor incidencia de las posibles plagas típicas de la planta o un mejor aspecto del fruto para ser mas atractivo de cara al público. Esto se debe a que con la mezcla de dos variedades de semillas, se crea una segunda generación que aporta la mejor de ambas semillas iniciales.

Como hemos dicho, estas semillas por lo general resultan del cruce entre dos variedades de una misma especie. Siempre que compremos una bolsa de semillas híbridas, en dicha bolsa debe venir indicado si la semilla es híbrida de primera generación, segunda o tercera. Si la semilla es F1 (primera generación), quiere decir que sus “padres” eran semillas no híbridas y que se han cruzado para obtener una variedad mejor, por lo general en este caso la que actúa como macho es la que produce una mayor cantidad de polen. Para una F2 (segunda generación de híbridos) lo normal es que haya actuado como hembra una F1 y como macho una semilla no híbrida. Por último para una F3, se utilizan dos variedades de semillas híbridas.

Por lo general las F1 al estar menos tratadas tienen el punto a favor de saber que viene de unas razas puras elegidas expresamente para su producción, y presentan vigorosidad y buena producción.

La F2 en producción no obtiene tanta homogeneidad y sus características finales dependerán de muchos factores, por lo que obtenemos unos resultados en ocasiones poco previsibles. Por su parte la F3 sigue en el camino de la F2.

Cuando aplicamos este tipo de semillas en el campo, lo que busca el agricultor es abaratar costes de tratamientos y aumentar los rendimientos de la producción. Fruto de esta “tecnificación” de la planta hemos podido obtener resultados que se adaptan a lo que el mercado demanda cada temporada. Esta competencia por obtener el mejor rendimiento de nuestros cultivos ha llevado a que las semillas híbridas sean las más utilizadas en el mundo ocupando prácticamente todas las áreas cultivadas.

2 respuestas a «Mejorando la producción con semillas hibridas»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *